Valor estable

Admonter fabrica a medida. Desde 1972

Estructuras estables, productos duraderos. Una cosa conduce aquí a la otra.

El origen de Admonter se remonta a decenas de años atrás. En realidad, se trata de siglos. Desde entonces, en la rica región forestal de Admont, la madera es trabajada. A partir de 1874 esto es realizado de forma industrial y en 1872 ya bajo el nombre de “Stift Admont Holzindustrie”, abreviado STIA. En octubre de 2017 la empresa transforma su régimen jurídico y su denominación, que pasa a ser la de “Admonter Holzindustrie AG”. Admonter constituye una de las explotaciones económicas dependientes del monasterio benedictino en Admont. Producimos suelos de madera natural, tableros, escaleras, revestimientos de pared y techo, paneles acústicos y puertas de interior. Todos hechos de madera auténtica de la más alta calidad. Nuestros productos de madera natural han constituido un nombre especial: Admonter. Ese nombre representa un origen y, al mismo tiempo, un compromiso, que garantiza una producción local y asegura la alta calidad de los productos, contribuyendo al desarrollo de la región. Un profundo conocimiento artesanal transmitido desde generaciones permanece hoy vivo y en desarrollo. La visión a largo plazo que caracteriza a la orden benedictina aporta un doble aspecto. Económico y ecológico. Nuestros clientes tienen con nosotros asegurada la certificación PEFC, mediante la que garantizamos la procedencia de nuestros productos de bosques gestionados de forma sostenible.

Ideario de la empresa

Nos sentimos orgullosos de nuestra milenaria tradición cristiana y social. La preservamos y nos acompaña en el camino de la modernidad. Somos conscientes de nuestra responsabilidad ante nuestros trabajadores y socios. Cuidamos de tener con ellos una relación franca y honesta. La construcción con nuestros socios comerciales de unas relaciones duraderas en las que la confianza y la reciprocidad sean los pilares fundamentales, está en el punto central de nuestra actividad. La satisfacción del cliente es nuestro mayor objetivo. Nuestra comunicación es amistosa, eficiente y esta fundamentada en el mutuo respeto. Las decisiones adoptadas también se llevan a cabo de manera conjunta. El origen natural y la sostenibilidad son los requisitos previos para la selección de nuestras materias primas, de las cuales elaboramos productos de la más alta calidad.

La empresa en datos

Fundación: 1972

 

Propietario: Abadía Benedictina de Admont

 

Dirección General: Gerhard Eckhart

 

Número de empleados: 280 aprox. /p>

 

Facturación: 56 millones de euros (2020)

 

Producción: Suelos de madera natural, tableros para la construcción de muebles, elementos para el revestimiento de paredes y techos, escaleras, paneles acústicos y puertas de interior. Todos ellos de madera auténtica de alta calidad.

 

Marca: Admonter

 

Mercados: Porcentaje de exportación de un 70%, mercados principales: Austria, Alemania, Italia, Suiza

 

Grupo de clientes: Comercio mayorista especializado, arquitectos y diseñadores.

Un lugar con la máxima solidez

Desde hace casi 1000 años se encuentra en Admont una abadía de los monjes benedictinos. Ellos fueron también los que en 1972 fundaron la empresa STIA, la firma tras la marca Admonter. Hasta hoy los monjes mantienen de forma ininterrumpida su propiedad. Una gestión económica de fundamentos sólidos es para ellos consustancial lo que procura para las personas que aquí trabajan y también para los productos que aquí se elaboran, la estabilidad más grande posible.